Así decimos en España cuando algo es bueno sin discusión.
Algo bueno tendrá España a pesar de sus limitaciones, cuando la población se ha disparado y de 40 hemos pasado a 45 millones de habitantes en nada, cinco millones de extranjeros, que han venido en busca de oportunidades que su país se las niega. Votaron con los pies, que dijo uno que no quiero decir el nombre.
El año pasado, 2006, se asentaron en España más de 600.000 personas extranjeras, el segundo país del mundo en recepción y después de EE.UU.
Hay 39.376 bolivianos más que el año pasado, 20.000 portugueses más, 17.000 brasileños mas, otros tantos paraguayos mas. Hay en total 785.000 africanos empadronados, probablemente otros tantos subsaharianos ilegales que escapan al cómputo oficial. Incluso británicos hay en total 314.098 empadronados, casi 40.000 más que el año pasado. La cifra real posiblemente sea cercana al millón de británicos porque muchos no se quieren empadronar por desconfianza.
Rumanos y búlgaros son ahora casi 647.000, un aumento de cerca del 23% en un año. Chinos, más de 100.000 legales, un número ignorado de ilegales -por ejemplo en España jamás muere un chino, es decir hacen desaparecer los cadáveres y reciclan los documentos.
Y así con todas las nacionalidades.
Cataluña es la comunidad con más extranjeros, un millón empadronados, y pila de ilegales.
Es decir que uno de cada diez españoles es extranjero, y descartando la población de provectos jubilados europeos, los demás son extranjeros jóvenes y en edad reproductiva.

Yo me alegro que España que hasta hace muy poco era país de emigrantes, sea ahora una esperanza de la dolida humanidad.
Señalemos que aunque pasa de todo y a veces los emigrantes, especialmente africanos, pueden ser devueltos, España no los mete en deplorables campos de concentración como hace el Reino Unido, sino que a los dos días les dan un bocata y les dicen
– Tomá un bocata y andá a buscarte la vida.
Y se la rebuscan. Vienen en cayucos jugándose la vida, hasta negras embarazadas con un niño a la espalda. Si no se ahogan están salvadas, a las mujeres con niños España jamás las expulsa.

El gobierno del socialista light Zapatero, bastante más sensible que el del nefasto Aznar en este tema, ha aprobado un Plan de Integración de los Inmigrantes que arranca con 2.000 millones de presupuesto, suma fabulosa, a gastar en varios años, en Educación, Sanidad, una cantidad de temas sociales importantes. Es correcto porque debe invertir en los nuevos ciudadanos, a diferencia de países destruídos por el Comunismo Chapa 15 que han habilitado oficinas hasta los sábados para entregar pasaportes para que la gente huya. O Venezuela, que hay cola frente al Consulado Español, todos los días entregan cientos de números, y la cola al día siguiente es mayor.

Cuando Zapatero sacó a España de la guerra de Irak, tras los trágicos sucesos conocidos, el plumilla canadiense Mark Steyn, un autodidacta emigrante económico a EE.UU. y cómplice de Aznar, se puso a insultarnos llamándonos cobardes y pronosticando que España iba a desaparecer por carencia de españoles, ya que las mujeres españolas paren muy poco.

Lo de la poca reproductividad de las mujeres españolas esa parte es cierta, pero la culpa la tiene Aznar, porque no ayudó para nada ni a las familias, ni a las madres, ni menos aún a las madres solteras. Mientras que en el Reino Unido, ni digamos en Francia y Alemania, incluso en EE.UU. en muchas partes, hay muchas ayudas a las familias, a los niños, a las madres solteras: en España naranjas de la China.
Una madre soltera menor de edad en España a lo único que se puede dedicar es a la prostitución porque no va a conseguir ni ayudas, ni empleo, ni nada -con alguna excepción en las Provincias Vascongadas. Pero lo normal que si una chica española se queda embarazada por descuido del novio, se va a hacer un aborto inmediatamente, si no, se busca la ruina.
Este tema Zapatero se lo debe solucionar a las mujeres españolas de urgencia, está pendiente.
Ya ven cómo Mark Steyn se ha equivocado: 45 millones y ceciendo, nunca hemos sido tantos.
.
Y si las chicas españolas no paren, en Latinoamérica, en Africa, en el Este hay muchos úteros grávidos: se vengan todas ellas para acá.
¡ Eh, agoreros de la destrucción de España ! Mirad los flamencos como temblamos.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.