Hundimiento de los trabajadores americanos en la miseria y la desesperación

99ers, o sea 99 semanas, así les llaman en EEUU a los parados que llevan ese tiempo desempleados y se les acaban las ayudas. O sea, como hay 52 semanas en el año, casi dos años en el paro y cobrando muy poco de ayuda.

No el panorama risueño que se empeñan en presentar los diarios españoles, que ni se enteran y si se enteran y nos mienten es peor.

Esta es la gráfica del crecimiento de los 99ers en estos años.

1:400.000 que agotaron las ayudas 99 semanas

No se crean que esto le pasa sólo a los trabajadores manuales, es más, a los obreros de mono, blue collar, no les va tan mal porque sus oficios y habilidades se pueden aplicar a cosa parecida. Después de todo un carpintero de madera puede trabajar en muchas cosas parecidas, carpintería de aluminio en la construcción por ejemplo.

Una historia de interés humano.

99 Weeks Later, Jobless Have Only Desperation
by Michael Luo – New York Times

Facing eviction from her Tennessee apartment after several months of unpaid rent, Alexandra Jarrin (49) packed up whatever she could fit into her two-door coupe recently and drove out of town.

Con el poco dinero que juntó de vender sus cosas se fue a un motel donde le cobran 300 u$d POR SEMANA.

Now she is facing a previously unimaginable situation for a woman who, not that long ago, had a corporate job near New York City and was enrolled in a graduate business school, whose sticker is still emblazoned on her back windshield. «Barring a miracle, I’m going to be in my car,» she said.

Le ocurre lo que nunca imaginó. Tenía un trabajo bueno de administrativa y estudiaba para el MBA, todavía tiene la pegatina en el parabrisas.

«A menos que ocurra un milagro voy a acabar viviendo en mi coche.»

In June, with long-term unemployment at record levels, about 1.4 million people were out of work for 99 weeks or more, according to the Bureau of Labor Statistics. Not all of them received unemployment benefits, but for many of those who did, the modest payments were a lifeline that enabled them to maintain at least a veneer of normalcy, keeping a roof over their heads, putting gas in their cars, paying electric and phone bills.

Without the checks, many like Ms. Jarrin, who lost her job as director of client services at a small technology company in March 2008, are beginning to tumble over the economic cliff. The last vestiges of their former working-class or middle-class lives are gone; it is inescapable now that they are indigent. Ms. Jarrin said she wept as she drove away from her old life last month, wondering if she would ever be able to reclaim it. «At one point, I thought, you know, what if I turned the wheel in my car and wrecked my car?» she said.

Para los que cobraban el paro les permitía una apariencia de normalidad: un techo sobre sus cabezas, nafta para sus coches, pagar la luz y el teléfono.

Mrs Jarrin, que perdió su empleo como directora de servicios al cliente en una pequeña compañía en Marzo 2008, lloraba cuando se iba de su antigua vida, pensaba «¿Qué ocurriría si una mala maniobra y rompo mi coche?»

Estas personas se han caído por el precipicio y son ahora indigentes.  A recordar que este mal tiene su origen en las políticas demenciales de Bush y sus neocons y que esto no lo puede arreglar nadie, ni Obama ni nadie.  Está yendo a peor como una inevitable tragedia, movido por La Fuerza del Destino.

El barril de petróleo está hoy a u$d 79. A este precio NO puede haber crecimiento del PIB, ni en EEUU ni en España ni disminución del desempleo.  Va a subir, y además la comida se va a poner más cara.

¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?

A la asquerosa basura humana fascista española, que Aznar les paga unas migajas por emporcar en Internet, e insultan a los parados, insultan al Plan E, a vosotros corruptas almas de balín: os deseo que os pesquéis el cáncer o la tuberculosis resistente y sufráis como los perros que sois.

Las ayudas de la Seguridad Social en España es lo que permite no caer en la indigencia a millones de compatriotas, despedidos por los ladrones empresarios. ,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.