Empezamos pinchando globos

Un Comentario Gráfico en The Observer, hoy, que anuncia bien lo que viene.

Como alopeorista se lo dedico al pajarón de Juan Cruz

El chiquito que viene con el globito de la Recuperación.  Lo espera el Monstruo de la Gran Depresión 2, con el garrote  afierrado del Desempleo, la honda de la Inflación, y el hacha de los Cortes  –es en UK, vale, pero en España igual y peor.

Lo más interesante del monstruo la aguja que tiene en la mano de donde cuelga una etiqueta, VAT, el Value Added Tax; que para los que no dominan el Idioma del Comercio, es el IVA, que sube dentro de dos días (4 Enero) al 20%.

¡Pop! el globito de la Recuperación.

Ya veremos con tiempo y una caña que pondrán el IVA al 100%, póngale la firma.

ENDEMIENTRAS

Ya escribió Félix de Azúa hace unos meses que esta crisis iba a barrer con las figuras.  Por de pronto en Cataluña el líder de los socialistas, Montilla, lo tiran los votantes como una usada aljofifa — que para los que no dominan como yo el idioma de Garcilaso, quiere decir trapo de piso.

En Asturias, movidas de piso y el sexagenario Cascos trata de regresar del asilo de ancianos donde lo tiró Rajoy, ese pedazo de líder de las derechas que a todos sus allegados les pega una puñalada trapera cuando se descuidan.

en su diario español preferido

Pero las torvas derechas españolas, famélica legión de hienas, mueven todas sus piezas que son fuertes valores, y ¿a cual más fuerte que la feroz Iglesia Española?

Ya escribió un filósofo francés, Ciorán, allá cuando en España gobernaba el Nacional Catolicismo y un fresco general de Galicia reinaba en toda España, que valía la pena visitar la España, y así conocer un país construido y destruido por la Iglesia Católica.

Ven que la Gran Depresión 2 cae sobre los españoles y que el gobierno no encuentra, no puede encontrar, soluciones a esta crisis final de la sociedad industrial.

Saben que el español, inculto y mal informado, pero que ve que las fuentes de su trabajo y de su vida desaparecen, culpará al gobierno sin más y aunque en la mitad de España gobierna el PP, y es en esa mitad donde el paro, la corrupción, la mala vida, la droga, la prostitución, el delito y el consumismo es peor, como el español no comprende la vaina de las autonomías/autonosuyas, culpará al gobierno en Madrid -que no gobierna ni en Madrid- de que haya ruina en la España alicantina.

Sí que vivimos una época de «ceguera histórica» Sr Rouco, pero no la que Ud se cree.

Esto que vivimos es el Colapso (es el principio irreversible del colapso) de la Sociedad Industrial causado por el Pico Petrolero, por el agotamiento (relativo) del petróleo y de materias primas industriales, el agotamiento de la tierra arable, el colapso ecológico, las epidemias como el SIDA, el calentamiento global causado por el hombre y en parte la más importante,

POR EL AUMENTO DE LA POBLACIÓN

El planeta no puede mantener 7 mil millones de personas (seven Billions, digámoslo en Inglés para entendernos) a este nivel de consumismo  -basta pensar en lo que comieron por las fiestas en España los tragaldabas y consumistas españoles y aún se quejaban de precios y de impuestos.

Cosas terribles vendrán este año de 2011, serán ominoso anuncio de cosas más horribles aún en los años siguientes y pronto tendremos por gran lujo y podernos permitir aquello que decían nuestros abuelos,

— Aceituna, una !!

Addenda. Para los porreros jovenzanos alegres ignorantes descerebrados pastilleros, danzantes consumistas discotequeros de cubalibre, internautas jeropas españoles, una anécdota verdadera de vuestros abuelos; y peor os veréis vosotros.

El hambre en Castilla era tan grande, que cuando llovía y escampaba, salían las mujeres al campo con un esportillo.  Tras la cosecha las hormigas habían juntado granitos de trigo que metieron en sus cuevitas.  Pero la lluvia podía estropearlos y fermentar dentro del hormiguero, así que las hormigas sacaban los granos de trigo afuera, para que se secaran al sol y al aire.

Y las mujeres les robaban el puñadito de grano a las hormigas para poder comer sus familias.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.