Incrédulo, Fidel Castro reflexiona sobre su posible mortalidad.  Que se puede morir como la demás gente no le había pasado nunca por la cabeza, le dijo a Cristina Kirchner.

Y eso que sobrevivió a todo lo que le tiraron los americanos.

No te puedes morir, Fidel.  Tú tienes que vivir toda la vida, pero toda la vida enfermo, tirano.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.