Les comen el coco a los uruguayos.

Pobres ingenuos. Hasta en el diario de las puestas de largo y presentación en Sociedad, o séase el diario de los blancos pitucos sale Jorge Vázquez, reo, hermano del presidente y prosecretario de presidencia, medrando de sus culpas y castigos. Otro que parece Silvio Pellico, debería reescribir «Mis prisiones».  http://es.wikipedia.org/wiki/Silvio_Pellico
Mis Prisiones 

Reo:  «Persona que por haber cometido una culpa merece castigo.» Diccionario de la Real Academia.

Los uruguayos deberían hacer como hicieron los españoles tras su Guerra Civil, una tragedia para todos. Al que empezaba a contar tragedias, verdaderas o falsas, merecidas o injustas, le cortaban con

-» No me cuente su guerra «.

Estos ancianos delincuentes y culpables lo que hacen es medrar comiéndole el coco a la gente. Revolviendo siempre en lo mismo, porque se quieren vengar de las palizas recibidas. Cuando un uruguayo te empiece con dramatismos e historias tristes, es porque te quiere robar la billetera.

El Uruguay está cayendo por un precipicio económico y energético, hoy.  HOY. Es necesario ir a las cosas y no dejarse comer el coco por estos medradores que no aportan soluciones pero causan inquietud, desasosiego y división. Durante las otras guerras civiles que tuvo el Uruguay, en el siglo xix fueron muchas, las tragedias y masacres fueron infinitas. Si hubieran estado siempre con la venganza y cada vez que subiera un distinto gobierno le exigiera responsabilidades al anterior, los uruguayos hubieran acabado degollándose todos los unos a los otros.  Los profesores de historia uruguayos no se lo cuentan a los alumnos, unos la mayoría, porque son ignorantes y los pocos que lo saben, porque les da vergüenza informar a los alumnos de la barbarie salvaje de sus bisabuelos.  Y así pasan un tupido velo. Pero ningún uruguayo es consciente que en 1814 el Uruguay sufrió un Colapso comparable al de la Isla de Pascua. Y en 1973, otro.

Ningún país puede sobrevivir enfrentado continuamente a sus fuerzas armadas y la única forma racional y de no dejarse engañar por los medradores es contestar

-«Algo habrían hecho.»

Y advertir que, pasito a pasito, viene otro Colapso como el de 1973: ya han apagado la luz.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.